PARAISO DE LA PESCA

La práctica de la pesca deportiva es uno de los patrimonios mas importantes que posee el sitio donde se ubica la Villa. La multiplicidad de ríos y lagos comprendidos dentro del territorio provincial o del Parque Nacional Lanín mantiene plena vigencia de la zona como el “paraíso de los pescadores”. Deportistas de todo el mundo arriban entre noviembre y fines de mayo para la práctica de esta disciplinas.

Los cristalinos espejos de agua del Malleo, Chimehuin, Collón Cura y otros que se comparten con otras localidades, como el Aluminé o el Quilquihue, son los preferidos por los pescadores. En las aguas cordilleranas prosperan las Truchas Arco Iris, Marrón, Pejerreyes, de arroyo o el codiciado Salmón encerrado, que se puede encontrar en Curruhue Grande.

La modalidad de “pesca y devolución” es la practicada por los pescadores deportivos, pero a pesar de ello se siembran alevinos en diversos cursos de agua para asegurar la permanencia del recurso. No se puede dejar de nombrar el reglamento de pesca con el cual cuenta la Patagonia y Neuquén, el cual se estudia minuciosamente para garantizar la protección y prosperación de dicho recurso; a su vez es uno de los reglamentos mas destacados internacionalmente, que permite que se desarrolle la actividad de pesca al punto de ser un generador económico, sin tener alteraciones y protegiendo el medio.

La pesca es la principal actividad turística para la región y la que mayores recursos genuinos genera. La comunidad se prepara prestando nuevos y mejores servicios de guías, flotadas y jornada de pesca. Cada nueva temporada es una fiesta para Junín y sus alrededores, por eso se celebra en la costanera del Río Chimehuín con un acto sentido y compartido por toda la comunidad que se ve identificada con la práctica de esta actividad que le dio al lugar renombre internacional.

 



 

MENU

Pescando frente al volcán Lanin

Desarrollo: Ariel Sixto